ACTIVIDADES

1212-2020 LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA.DIORAMA NUMANCLICK

  • 01ago2020
1212-2020 LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA.DIORAMA NUMANCLICK

  TIERRAQUEMADA, AYTO DE GARRAY  |    AULA ARQUEOLÓGICA DE GARRAY

HORARIO

MIÉRCOLES A DOMINGO. 10 A 14 y 16 a 19:30

La exposición se divide en dos salas temáticas;
  • Sala Retógenes. Dedicada a Numancia, con un diorama de carácter permanente construido sobre una superficie de 18 m2 y con más de 1.500 muñecos expuestos. Posee algunos elementos singulares como la reproducción a escala de la muralla y varias casas celtíberas también se muestran clicks de personajes celtíberos y romanos, personalizados al mínimo detalle.
  • Sala Escipión. En Santa Elena, Jaén, el día 16 de julio de 1212, se produjo la batalla de Las Navas de Tolosa. Una alianza cristiana contra el califa almohade.
El desarrollo de la batalla y su épico final, puedes verlo en el Aula Arqueológica de Garray donde más de dos mil playmobil recrean, en un escenario espectacular, el colorido de los caballeros, la disposición de los contendientes y las figuras más 

La Batalla de Las Navas de Tolosa

La alianza cristiana estaba conformada por los castellanos de Alfonso VIII, los aragoneses de Pedro II, los navarros de Sancho VII, voluntarios de los reinos de León y de Portugal, las órdenes militares de Calatrava, Santiago, Hospitalaria y Templaria, y caballeros cruzados de media Europa, en total unas 12.000 almas. En frente, un ejército de algo más de 20.000 guerreros comandados por el califa almohade Muhammad an-Nasir, llamado por los cristianos Miramamolín, al adaptar fonéticamente su sobrenombre; Amir al-Mu'minin, “Príncipe de los creyentes” en árabe.

Fue el castellano Alfonso VIII, nacido en Soria a decir de las crónicas, quien alentó este enfrentamiento contra los almohades tras haber sucumbido bajo sus lanzas en 1195 frente al castillo de Alarcos. Para ello contó con la colaboración del arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada quien planteó al papa Inocencio III la predicación de una cruzada prometiendo el perdón de los pecados a los que lucharan en ella, favoreciendo con ello la participación de reinos cristianos de la península ibérica, así como la presencia de caballeros de toda Europa. 

 

Comenzaron los preparativos en 1211, año en que comenzó a movilizar tropas y congregarlas en Toledo, que era el punto de reunión de todo el contingente. Las tropas castellanas al mando del rey Alfonso VIII de Castilla contaban con milicias urbanas de concejos castellanos o milicias concejiles, entre ellas las de Medina del Campo, Valladolid, Segovia, Soria, Ávila, Almazán, Medinaceli, Béjar o San Esteban de Gormaz.

 

Los ejércitos cristianos llegan el viernes 13 de julio de 1212 a Las Navas, produciéndose algunas escaramuzas durante el sábado y domingo siguientes, siendo el lunes 16 de julio, cuando atacan a las huestes almohades. Las mesnadas cristianas se dispusieron en tres haces o líneas de cuerpos de ejército.

 

Ocupando el centro, Alfonso VIII de Castilla que dirige toda la estrategia. Cabalgan junto a él, entre otros; el arzobispo de Toledo Jiménez de Rada, el señor de Vizcaya Diego López II de Haro, caballeros de las órdenes militares santiaguistas, templarios, hospitalarios y calatravos y varias milicias concejiles castellanas. 
Todo el flanco izquierdo lo ocupó el ejército de Pedro II de Aragón, reforzado por infantería y ballesteros, con milicias concejiles y de otros muchos señores. Entre los prelados, que previsiblemente se situaron en retaguardia junto al rey, el obispo de Barcelona Berenguer de Palou y el de Tarazona García Frontín.
El flanco derecho del ejército cristiano lo sostuvo Sancho VII el Fuerte de Navarra, llamado así por su gran envergadura, con los caballeros navarros y con el resto de las milicias concejiles castellanas, entre otras fuerzas. 
El grueso de las tropas almohades provenía de los territorios de al-Ándalus y soldados bereberes del norte de África; la vanguardia la ocuparon voluntarios que luchaban por motivos religiosos, siendo estas tropas las de más movilidad, que podían usar venablos o arcos. Tras los voluntarios situó los cuerpos centrales del ejército, de origen magrebí y andalusí, estos últimos contaban con una caballería pesada similar a la cristiana, producto del largo contacto bélico. Finalmente, en retaguardia, los cuerpos de élite, caballería andalusí e infantería pasada almohade, siendo la última línea defensiva una estructura fortificada; el palenque de An-Nasir, rodeada por un cuerpo de guardia de hombres de gran envergadura física; la célebre «Guardia Negra» formada en falange con grandes picas apoyadas en el suelo.

 


COMPARTE ESTA INFORMACIÓN

Detalles

  • 01/08/2020 / 02/11/2020
  • /
  • AULA ARQUEOLÓGICA DE GARRAY
  • Exposiciones
  • 1 €. GRATUITA PRESENTANDO LA ENTRADA DEL YACIMIENTO
  • TIERRAQUEMADA, AYTO DE GARRAY
  • 975252248
  • administracion@numantinos.com

Agenda de actividades