Actualidad

Tierraquemada está negociando asumir la gestión de Numancia

Tierraquemada está negociando asumir la gestión de Numancia
"Toque de calidad".

El nuevo plan de gestión del yacimiento propone la puesta en marcha de visitas especializadas  siempre guiadas por un arqueólogo. Se trata de dar un toque de calidad a Numancia y promover un mayor entendimiento del yacimiento y su entorno.

Para la puesta en marcha de este modelo de administración que recae en las entidades locales, la asociación deberá contratar entre cinco y seis personas entre gerente, arqueólogos y técnicos. Además, en periodos festivos, estivales y puentes se contratarán otras tres o cuatro personas como refuerzo, lo que supondrá que, en algunos momentos, Tierraquemada tendrá cerca de una decena de personas en plantilla.

Este hecho supone un "paso de gigante" para la asociación, ya que le concede un carácter empresarial del que carecía hasta ahora.

Para la contratación del personal, Tierraquemada tiene previsto contar con una empresa externa que se encargue del proceso de selección.

Además de las visitas especializadas, el nuevo modelo de gestión incluye, a medio plazo, la puesta en marcha en el yacimiento de unas instalaciones donde los visitantes pueden tomar algo o descansar. Se trata de adecuarlo al siglo XX, porque lo que hay es del siglo XIX, ya que actualmente Numancia es un gran recurso cultural, pero puede ser un gran recurso económico.

Centro de recepción.

El modelo de gestión propuesto por Tierraquemada para el yacimiento incluirá también campañas de difusión y promoción y un convenio con la comercializadora Soria y Turismo, a través del cual se ofrecerá al visitante paquetes turísticos sobre la Celtiberia que incluirá las visitas guiadas al yacimiento.

De todas estas cuestiones, así como del precio en que quede fijada la entrada, dependerá el presupuesto final de este proyecto, Será un proyecto viable técnica, económica y culturalmente. La idea final, en definitiva, es que este modelo genere recursos suficientes para que en dos o tres años, Numancia pueda convertirse en un yacimiento autogestionado.